David Hernández: ‘Vamos hacia un terrorismo de guerrilla urbano’


Conversación tranquila de @jmfrancas con David Hernández. Presidente de Politeia (@Politeia_ESP) Asociación de Profesionales de la Seguridad.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,    YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: ¿Cómo estála seguridad en Cataluña ahora?

DH: Francamente mal. Déficit de agentes, mandos policiales seleccionados por intereses de los partidos políticos, en lugar de criterios de mérito, igualdad y capacidad. Un control mediático, por interés político e ideológico nunca visto. Y unas reformas legislativas que benefician al delincuente en lugar de a las víctimas o a las profesionales de la seguridad.

JMF: ¿En todas las fuerzas de seguridad?

DH: SÍ. Todas están afectadas por las mismas causas. Son comunes a todas las fuerzas de seguridad. En Cataluña por la presión política secesionista es más intensa pero los problemas estructurales son los mismos en toda España.

JMF: ¿Qué fuerzas de seguridad actúan en a actualidad en Cataluña?

DH: Son tantas que al final es un problema continuo de límites competenciales. Sobre el papel, en materia de seguridad ciudadana, corresponde a los ‘Mossos d’Esquadra’. Pero hace años que en modelo es deficitario. Sin las policías locales sería inviable garantizar la seguridad ciudadana porque no tienen efectivos suficientes en la policía autonómica. Sumemos en los municipios pequeños, la figura del agente o vigilante municipal (con casi las mismas competencias y uniformidad que las policías locales pero sin su formación ni arma de fuego). Además tenemos al Cuerpo Nacional de Policia y la Guardia Civil, con una serie de competencias específicas pero que generan fricciones innecesarias por la manipulación política continua. También tenemos al servicio de vigilancia aduanera con funciones específicas de policía judicial y fiscal. Los agentes rurales de la Generalitat de Cataluña en materia de medio ambiente. Las policías portuarias con competencias de seguridad en el interior de los puertos catalanes. Estas serían las principales.

JMF: No todas tienen dependencia del mismo gobierno, ¿causa eso problemas?

DH: Sin lugar a dudas. Los problemas competenciales son continuos. Recientemente, la Generalitat de Cataluña invirtió centenares de miles de euros y anunció a bombo y platillo, la creación de una unidad marítima, cuando las competencias son exclusivas de la Guardia Civil. Y así lo reiteró, anteriormente, la Comisión de coordinación del Ministerio del Interior. Ósea que podemos observar que es un despropósito organizativo. Los Gobiernos autonómicos hacen y deshacen con la permisividad del Estado. Salvo cuando la situación se les escapa de las manos que, entonces si, reconocen el mando superior del Ministerio del Interior.

JMF: Si les preocupan tanto los cuerpos y crear más y más, ¿estan bien dotados materialmente las fuerzas de seguridad en Cataluña?

DH: La respuesta es un no rotundo. Las carencias en parque automovilístico son constatables por cualquier observador. Como no existen criterios mínimos de coordinación, te encuentras inversiones por parte de las administraciones públicas que son incomprensibles. No solo la informada anteriormente (unidad marítima de los ‘Mossos d’ Esquadra’) sino que cualquier ayuntamiento dota de material innecesario y carísimo para sus competencias a su policía local. Todo ello a criterio del Gobierno de turno. La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policia sufren una falta de presupuesto continuo por el interés político de reducir su presencia. Se invierte en unidades especializadas que podría asumir otro cuerpo policial en detrimento de las competencias más habituales. Finalmente, si hablamos de unidades de orden público en Cataluña: solo hay que prestar atención para saber que están mal dotadas materialmente.

JMF: ¿Las peor dotadas Policia Nacional y Guardia Civil?

DH: No puedo realizar una afirmación económica y estadística porque son datos complejos pero es una realidad que los independentistas han conseguido que Cataluña sea una comunidad autónoma desagradable para trabajar de policía. Y el Ministerio del Interior actual, no tuvo ni tiene la intención de convertirla en un destino más atractivo. Por lo tanto, todas las acciones van en este sentido. Hace bien poco, desde ERC en el Congreso de los Diputados, se han vanagloriado de sacar de los presupuestos generales del Estado, la partida económica para reformar el edificio de la Jefatura Superior de Policía en Cataluña. Podemos deducir que la inversión general para Policia Nacional y Guardia Civil es deficitaria.

JMF: ¿Qué supone retirar esta partida económica para la Jefatura de Layetana?

DH: Lógicamente, mucho menos margen de maniobra para dicha Jefatura. Cualquier reparación, obra imprescindible, avería, etcétera, no podrá cubrirse con la partida económica que estaba prevista en los presupuestos generales, luego tendrá que abonarse con otras partidas económicas que estarían destinadas a otras mejoras. Es un golpe económico innegable que los partidos independentistas han difundido como un éxito contra el Estado.

JMF: ¿Es un primer paso para tener que dejar el edificio y que este sea cedido a la ‘Generalitat’ para vete a saber qué?

DH: Vistos los antecedentes del Gobierno de la Nación y la obsesión de los partidos independentistas y la alcaldesa Ada Colau con el edificio es lo más probable. Una estrategia política cutre de justificar el traslado por el deterioro del edificio pero que supone otra cesión más, y van centenares, a los secesionistas que buscan eliminar cualquier símbolo del Estado en Cataluña. Desde Politeia, junto con las asociaciones de víctimas del terrorismo: ACVOT y la Plataforma 17A, registramos un estudio histórico de César Alcalá, recordándole al Ministerio del Interior los usos del edificio de la Jefatura Superior de Policía por parte de la CNT y ERC durante la Guerra Civil. Asimismo les apuntamos la ubicación de otros edificios que fueron utilizados como chekas o centros de detención y tortura durante la Guerra Civil y que se les deben haber olvidado. Parece que solo se utilizo para cosas deplorables el edificio de la Jefatura Superior en la vía Layetana. Una excusa absurda e ideológica que ofende por la excelente labor que realizan los profesionales del Cuerpo Nacional de Policia en Cataluña, en dicho edificio: hace décadas.

JMF: ¿Qué le pasa a este edificio que hay que hacerlo desaparecer?

DH: Alegan hechos históricos de torturas durante el periodo de la dictadura franquista olvidándose, interesada e ideológicamente, de los mismos hechos realizados por los partidos de la II República e incluso antes. El mismo mantra corto y repetido de la memoria histórica focalizada en los hechos deplorables del periodo franquista, obviando lo que hicieron sus propios partidos políticos o sus referentes ideológicos en el mismo edificio. Pero la verdadera razón es que dicho edificio es un icono del constitucionalismo en Cataluña. Ante las puertas del edificio sufrieron su mayor derrota en los métodos de guerrilla urbana que impulsan políticamente y por lo tanto tienen que solucionarlo como sea. La supuesta disidencia que en realidad tienen bajo su control político, fue derrotada policial y mediáticamente ante todo el planeta y es algo que no pueden asumir. Esa obsesión les lleva a la coacción social continua como la reciente “performance” organizada por Omnium cultural en el edificio.

JMF: Con el criterio de franquismo, ¿qué mas hay que borrar dela faz de la tierra? ¿Quizás la propia Barcelona?

DH: El franquismo es el recurso político continuo. Respondiendo a su pregunta: borrar a las víctimas de los asesinos de ETA para así blanquear a los asesinos y cómplices de ETA o de los GRAPO. Manipular la violencia en las calles y los métodos de guerrilla urbana que importan de otros países destruyendo la economía catalana. En resumen,  borrar la memoria de las víctimas recientes del terrorismo, la importancia de la propiedad privada para ser libres y la necesidad de libertad de expresión unipersonal y en los medios de comunicación. El inicio de una dictadura ideológica de partidos políticos justificada en los hechos históricos que más les convienen para manipular a sus guerrilleros urbanos.

JMF: Como lleváis desde ‘Politeia’ la nueva ley antiseguridad…

DH: Indignados. Es una reforma sectaria de la Ley de Seguridad Ciudadana que nos desacredita como profesionales democráticos de la seguridad y que perjudicará gravemente a la ciudadanía. Además la han realizado sin contar con la aportación técnica y profesional de ningún sindicato o asociación policial. Es una reforma politizada, iniciada por el PNV, apoyada sin fisuras por aquellos partidos que dominan las algaradas y la guerrilla urbana en España: ERC, BILDU, PODEMOS, CUP. Los mayores generadores de concentraciones que derivan en violencia, pactan como legisladores que puedan ser espontáneas. Ósea que eliminan la necesidad de comunicarlas y la existencia del correspondiente responsable. Es de sentido común entender que la policía será incapaz de prever u organizar dispositivos policiales adecuados si son espontáneas. Quieren despojar a la policía de todo principio de autoridad y eliminar la presunción de veracidad en las actuaciones policiales en materia de seguridad ciudadana. Pero en materia de tráfico mantienen la presunción de veracidad porque asi siguen cobrando multas, ¿no?. Es un despropósito. Solo aporta más burocracia a una profesión saturada de la misma. Todo son aportaciones inútiles y sin sentido lógico. Por ejemplo, un individuo que es trasladado a dependencias policiales, porque ha sido imposible identificarlo o se ha negado a hacerlo, solo podrá estar dos horas y deberá ser devuelto al mismo lugar de inicio. Si valoramos que ningún policía tiene ganas de perder el tiempo con burocracia y que solo se trasladan a dependencias policiales los casos más graves, le restamos el papeleo a realizar, el tiempo de traslado a la dependencia policial y el retorno: dan ganas de no actuar. Si a eso le sumamos que mayoritariamente son servicios policiales a requerimiento ciudadano y vamos a tener que devolver al causante de los hechos al punto de inicio: la función de taxistas sumada a devolver el problema al requeriente del servicio nos convierte en ineficaces. Pero lo que más ofende es el “aroma” de la prosa escrita en el texto de la reforma que emana el: de primeras, SIEMPRE, el policía es el malo hasta que demuestre lo contrario. Como si no fuéramos de las policías más democráticas del mundo, sometidas a férreos controles internos, judiciales, políticos y mediáticos. Finalmente es una vergüenza la asimetría de que nos pueda grabar cualquiera actuando operativamente y nosotros no podamos grabar nuestras actuaciones con cámaras unipersonales que evitarían los vídeos editados con mala intención.

JMF: ¿La propone el PNV? ¿A la ‘Ertzanitza’ tambien la quiere  los pies de los caballos?

DH: Sí. A los partidos nacionalistas les resulta indiferente igual que a los partidos políticos, actualmente, en el poder estatal. Son los partidos más radicales, con los que están gobernando o sacando adelante sus legislaturas o presupuestos, quienes dirigen la guerrilla urbana, de formas más o menos directas. Por lo tanto no van más allá del criterio político del cortoplacismo. Ni se plantean un análisis prospectivo de lo que va a pasar con semejante reforma. En primer lugar porque usan el análisis estadístico como herramienta de cálculo de riesgos en seguridad ciudadana y no existe ninguna proyección de escenarios futuros. Y en segundo lugar porque sus mandos policiales son adictos al marketing publicitario en lugar de la gestión operativa , por lo que tampoco existe un análisis a futuro. Cuando las hordas de la guerrilla urbana dominen las calles de las ciudades y pueblos, creen o entienden que la disidencia de postureo que controlan será maleable. Pero olvidan que el caos crece exponencialmente al superar la línea de orden que representan los profesionales de la seguridad. Contra esta reforma también se han movilizado los sindicatos de la Ertzaintza constitucionalistas. Los otros sindicatos se dedican a otras cosas y creen, erróneamente, que no les afectará.

JMF: Hasta ahora los gobiernos autonómicos con policía propia la mimaban dejando al pie de los caballos a las que dependía del gobierno central, que bien poco hacia por sus fuerzas de seguridad, por eso me extraña lo de PNV…

DH: El PNV es otro partido político que controla la supuesta disidencia en beneficio propio y de los oligarcas que les patrocinan. En este sentido, insisto, creen que la reforma no les va a afectar y que van a poder controlar las guerrillas urbanas. No se han planteado lo que pasará cuando, no solo su disidencia, cualquier grupo de personas pueda cortar calles u organizar concentraciones violentas de forma espontánea. Qué le va a ocurrir a los ciudadanos cuando los profesionales de la seguridad estén atados burocráticamente. Cuántas unidades se van a perder en las calles mientras tramitan papeleo. Qué riesgos asumen los policías y sus familias por ser grabados impunemente y cómo afectará a su rendimiento profesional. ¿El PNV no ha visto lo que ha ocasionado ocasionado en las calles catalanas la restricción continua del material antidisturbios en los ‘Mossos d’Esquadra’? Claro que sí, pero creen erróneamente que continuarán controlándolo todo.

JMF: Siguen cortando cada noche la Meridiana?

DH: Considero que después de casi dos años de secesionistas, haciendo lo que les da la gana en la Meridiana, la pregunta sería: ¿siguen haciendo lo que les da la gana, afectando sin escrúpulos a conductores, vecinos, comerciantes, etcétera?. La respuesta es: sí. Los ‘Mossos d’Esquadra’ o la Guardia Urbana siguen sin actuar por indicaciones políticas: sí. La reforma de la ley de seguridad ciudadana va a conseguir que estos cortes sean todavía más impunes: sí.

JMF: Es vergonzoso, no solo que alguien corte cada da una vía urbana sino que exista un gobierno que lo permite o en algún caso lo alienta. ¿Vamos a más terrorismo urbano?

DH: Vergonzoso y peligroso para el tráfico, la convivencia social y la economía. Los gobiernos actuales en la comunidad autónoma catalana y en el Gobierno de la Nación están jugando con fuego, en el convencimiento que controlan la disidencia ideológica y política. Pero como estamos viendo, cuando se suman grupos delincuenciales como los MENAS, el resultado es catastrófico para la seguridad ciudadana. Respondiendo a la pregunta y en base a los artículos propuestos para reformar en la ley de seguridad ciudadana: sin duda vamos hacia un terrorismo de guerrilla urbano. Significando que nunca ha desaparecido pero que ahora han reactivado por intereses políticos sin valorar la afectación a la realidad criminal global del Estado. La ausencia de análisis prospectivos y de mandos cualificados en operativa policial es muy preocupante.

JMF: ¿Cómo un Gobierno en su sano juicio regala la calle al terrorismo urbano?

DH: Porque están convencidos que lo controlarán. Los que toman estas decisiones no las padecen y su visión es subjetiva, egocéntrica e ideológica.

JMF: Mil gracias David, seguimos en contacto, un abrazo.

DH: Gracias a ti. Un abrazo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *