Luis Miguel Benito: ‘La vacuna imprescindible es la vacuna contra el miedo’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Luis Miguel Benito, médico especialista de Aparato Digestivo.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,    YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: Y también autor de algún que otro libro ¿no?

LMB: Bueno, si quieres, el de «Coronavirus. Tras la vacuna«

JMF: Es un libro tuyo que corre por internet, ¿de qué va?

LMB: Cuenta en tiempo real cómo viví la pandemia desde febrero a mayo del año pasado, trabajando en diversos puestos atendiendo pacientes de COVID en la Comunidad de Madrid.

JMF: ¿Sabían los médicos que hacer entonces?

LMB: Más bien no. Imperaba el caos y el miedo ante lo desconocido. Los protocolos de actuación variaban constantemente y los medios de los que disponíamos eran escasos. Además el personal fue dándose de baja por diferentes motivos, con lo cual teníamos más tarea que afluía y menos recursos para atenderlos. Fue devastador.

JMF: Habéis ido aprendiendo supongo… ¿Qué terapia se sigue ahora con un enfermo de COVID?

LMB: Ahora apenas se ve COVID, son casos residuales. A veces son reinfectados o mal diagnosticados de COVID y muchas veces, efectos secundarios de las vacunas. El COVID que vimos el año pasado ya raramente se ve porque la práctica totalidad de la población ha estado ya en contacto con el germen. Ahora se aplican diversas terapias que en general suponen un soporte para superar la infección y apenas hay complicaciones salvo en pacientes con edad avanzada o con morbilidades. Se ajustan los tratamientos en función de la gravedad de los casos pero el 80% de los casos ingresados se manejan con terapia de soporte y sintomática.

JMF: Entonces, ¿a qué viene tanto alarmismo?

LMB: Porque el negocio es alarmar, infundir miedo en la sociedad. Es la manera de justificar cualquier medida dictatorial.

JMF: ¿Casi todos los médicos, amén de los periodistas y los políticos, estan empeñados en una dictadura?

LMB: Estimo que los propiamente pagados para ello (tanto periodistas, como médicos o incluso políticos) son relativamente pocos. La mayoría son comparsa asustadiza.

JMF: Peor me lo pones… Se supone que el médico,, y más el de cabecera, trata a un enfermo individualizado y no como parte un rebaño de todos iguales…

LMB: Quizás debido a un estado de conmoción unido a un conformismo (los médicos en general somos un gremio acomodaticio y poco beligerante) hemos fiado el proceder a lo que decían nuestros representantes, sin caer en la consideración de que la actuación del médico frente a cada uno de sus pacientes es y debe ser enteramente ética, de principio a fin. Y que nuestro deber como médicos es estimar las medidas que a cada paciente en concreto le son más necesarias, adecuadas y oportunas, de acuerdo con la llamada lex artis ad hoc (el estado del conocimiento médico en cada momento). No vale la excusa de que «a mí me dijeron…». El comportamiento del médico ante su paciente debe regirse por el Código de Deontología médica y con el respeto exquisito a la Autonomía del Paciente.

JMF: Según tu parecer, ¿tenemos vacunas o tenemos medicamentos experimentales?

LMB: Tenemos unos productos experimentales que se hacen pasar por vacuna para un proceso que no la necesita.

JMF: Entonces, ¿por qué el ámbito político y sanitario, con honradas excepciones, se empeña en vacunarnos a todos y ya?

LMB: Más en el ámbito político… lo sanitario es una comparsa y los sanitarios con interés son sanitarios políticos. Imagino que detrás de ello hay un deseo de gobierno de las voluntades, de fomento del miedo que lleve a los ciudadanos a aceptar que sus libertades deben ser recortadas.

JMF: ¿Es recomendable ‘vacunarse’?

LMB: Yo en mi libro lo dije en mayo del año pasado. Es imprescindible. Lo que pasa es que, aun a riesgo de hacer spoiler, la vacuna que considero imprescindible es la vacuna contra el miedo. Porque en el libro doy las claves para afrontar un experimento social que se va a repetir en breve.

JMF: Ahora mismo la presión social es que todo el mundo se vacune, niños y los que hayan pasado la enfermedad incluidos. ¿Qué debe hacer un ciudadano?

LMB: En estos momentos mi postura ha dejado de ser médica para actuar como ciudadano, que también lo soy. Porque la cuestión médica ya ha quedado suficientemente clara de que era una mera excusa para la imposición de una medida sin fundamento científico ni necesidad sanitaria. Por tanto, al no tener dudas al respecto de que no es un imperativo de necesidad, la insistencia por parte de las autoridades en que todo el mundo se pinche me lleva a preguntarme qué interés hay detrás de ello. Y al no ver más que un deseo de eliminar la libertad de los seres humanos a través del miedo (más allá del enriquecimiento de las multinacionales y los especuladores de la crisis) no puedo adoptar otra postura que la de oponerme a esas directrices y esforzarme por informar a mis conciudadanos del engaño y el sometimiento que se ha programado sobre la sociedad.

JMF: ¿Le ves razón médica al pasaporte COVID?

LMB: Es «la recompensa al obediente»: se le deja viajar. Vamos, que se restringe la libertad de movimientos a quien no acepta lo que dice papá Estado. Como ponía en una ocurrente ilustración nuestra colega Mónica Lalanda, el pasaporte COVID es un documento que permite al virus moverse libremente gracias a las personas vacunadas. Que no protege ni a vacunados ni a no vacunados pero aporta a los políticos la imagen de que hacen algo.

JMF: Hablas de engaño, ¿qué engaño o engaños?

LMB: El engaño fundamental, en lo médico, ha sido emplear los medios de comunicación masivos para inculcar el miedo y el terror a la población con un proceso sanitario de escaso calado para justificar medidas abusivas que recortan o anulan las libertades de las personas.

JMF: También me has hablado de vacunarnos contra el miedo, ¿cómo se vacuna uno de eso?

LMB: Entendiendo lo que ha pasado y pasa. El miedo surge de la ignorancia y engendra el odio. Conocer qué ha sucedido, qué sucede realmente, no soluciona el problema pero lo pone en evidencia, conocemos cuál es el enemigo a batir. El pánico surge cuando no sabes desde dónde te atacan, quién es el enemigo y cuál su poder. Puede suceder que una vez que lo conoces tu situación no mejore grandemente porque el enemigo es poderoso, pero podrás saber en qué plano moverte para conseguir una mayor eficacia en tus esfuerzos por contribuir a devolver la libertad a los seres humanos… que deseen seguir siendo libres.

JMF: También me has hablado de ‘un experimento social’ y sobre todo de ‘que se va a repetir en breve’, eso si que me da miedo…

LMB: Por eso es imprescindible vacunarse… Creo que en la Casa del Libro quedan aún ejemplares de la segunda edición del libro «Coronavirus. Tras la vacuna«, un buen regalo de Navidad y acaso para leer antes de Reyes. Queda poco tiempo. No cabe duda de que el experimento social de transferir el miedo y la conducta irracional de la gente que llega hasta el punto de exigir la obligatoriedad de estos pinchazos se ha mostrado tremendamente eficaz y rentable para arruinar la economía y dar la vuelta al sector financiero con lo que los especuladores no dudarán en volver a chasquear sus dedos para que los conejos corran asustados a refugiarse en sus domicilios.

JMF: En breve… ¿cómo de breve? Por que de momento con ir ‘anunciando cepas y olas’ ya nos tienen aconejados…

LMB: Bueno, mientras se pueda seguir estirando este chicle, tirarán de cepas, olas y marejadas. Mientras sea así, no necesitan sacar otro bicho a paseo. Pero si perciben que la sociedad empieza a hartarse… sacaran el Coronavirus 26 o la salmonella 14 o el aspergillus 47…

JMF: Mil gracias Luis, quiero vacunas contra el miedo ya. Un abrazo y hasta pronto.

LMB: Hasta siempre y no dejéis de luchar por vuestra libertad porque con miedo jamás seréis felices.


8 comentarios en “Luis Miguel Benito: ‘La vacuna imprescindible es la vacuna contra el miedo’

  1. Pingback: Luis Miguel de Benito: ‘La vacuna imprescindible es la vacuna contra el miedo’ | fillaprodiga

  2. No veo donde nos llevan, pero ahora se como se sentían los judíos en el tren del nacional Socialismo.

  3. Buendía gracias ; . Oportuno el artículo dado que en bolivia estamos en la 4ta ola, las experiencias que explica son útiles
    Y a seguir cuidándonos ;

  4. Reflexionemos y tengamos las ideas claras, en defensa de nuestra libertad, salud, seguridad y ¡¡LIBRE ALBEDRIO!!.
    Un paso fundamental para acabar con esta TIRANÍA, es el ¡¡EXIGIR A CADA MEDICO NUESTRO, LA PRESCRIPCIÓN FACULTATIVA, CON LO CUAL SE HACE RESPONSABLE DE LAS CONSECUENCIAS DE SU PRESCRIPCIÓN.
    ¿SABEN QUE, -POR CIERTO- QUE LOS FABRICANTES DE LOS EXPERIMENTOS ESTOS, LO INDICAN CLARAMENTE EN SUS PROSPECTOS QUE SOLO SE ADMINISTRARA BAJO LA MISMA PRESCRIPCIÓN POR CADA MEDICO CON SUS PACIENTES?

  5. Pero no puede estar más claro: escuchen muy, muy bien, lo que contesta este sujeto. ¡¡EL VICEPRESIDENTE DE Pfizer!!, DESARROLLADOR JUNTO CON SU MUJER DEL MEJUNJE!!….NO ESTA VACUNADO, NI EL NI PARTE DE SU PERSONAL, PERO FÍJENSE EN LA PREGUNTA DEL PERIODISTA, ¡¡NO LE PREGUNTA SOBRE EL DESARROLLO DE LA SUPUESTA VACUNA, ¡¡LE PREGUNTA POR EL DESARROLLO DEL COVID!!, ¿LUEGO….DESARROLLA UNA VACUNA O EL VIRUS? ¡¡¡¡CIRCULEMOS!!!!
    https://t.me/Julioarizaeltoro/12827

  6. Pingback: Adiós a un año que pudo ser mejor y… ¿Feliz 2022? ¡Ojalá! - HISPANOLIBERTAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *