Me dice François Meylan (@francois_meylan), asesor financiero y empresario


Tuitter:@jmfrancas Web: http://sinpostureo.com blog: http://www.noentiendonada.es,  YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber 

Soy un ciudadano suizo, con muchos vínculos en España, tengo mi pareja en Barcelona, familia y amigos en Madrid y en Andalucía. Estoy pasando el confinamiento en mi país, pero estoy conectado a todo lo que sucede, tanto en España como en mi país. Como asesor financiero, empresario y oficial superior de la inteligencia militar de mi país, hago dos observaciones iniciales sobre la gestión de esta crisis, en los dos países que más conozco. 

En primer lugar, este virus es un reflejo del período de capitalismo desenfrenado que estamos atravesando, es como el marketing, que nos vende una realidad que no es tal.

En segundo lugar, ha atacado principalmente a los ancianos y a las personas con mayor debilidad, a la parte de población que nuestros ideólogos del productivismo consideran como la más costosa e improductiva para nuestro sistema. Económicamente, la Covid-19 mata a los trabajadores autónomos y a las pequeñas empresas en beneficio de las corporaciones multinacionales, al tiempo que alimenta una enorme reserva de solicitantes de empleo y mantiene la presión sobre los salarios. Este Coronavirus es inherentemente capitalista salvaje y depredador. Nos invita a meditar sobre el monstruo que hemos creado. Y como he escrito a menudo para periódicos suizos «Le Temps», «Le Courrier», el liberalismo no sobreviviría sin un estado fuerte. La segunda observación es que nuestro gobierno suizo ha actuado muy bien. No ha habido ninguna división política «izquierda-derecha». Nuestros líderes de la derecha a la izquierda están en total ósmosis entre ellos y con la población. Suiza es uno. Por desgracia, no es así en España. La izquierda y la derecha se insultan constantemente, incluso en la peor de las crisis.

Después de vivir el ejemplo de Italia, como país muy afectado, no se procedió al confinamiento total, sino a un semi confinamiento. Ordenar la contención total suele ser el resultado de acciones preventivas esenciales que se nos han escapado. Un ejemplo es la locura de organizar las megamanifestaciones feministas en Madrid y Barcelona el domingo 8 de marzo, cuando toda Europa estaba en alerta de pandemia. En España se priorizaron temas políticos antes que la salud de la población. En el caso de Suiza, todas las tiendas de alimentos se empezaron a cerrar a las 20:00 y se instaló naturalmente una contención casi completa. Con una de las tasas de contaminación más altas por cada 100.000 habitantes en Europa, tenemos un bajo número de muertes en comparación internacional. 

Veo las siguientes razones para el «éxito» de Suiza en esta gran tragedia mundial: una madurez política ejemplar, una gran confianza entre el ciudadano y el líder político, una fuerte cultura ciudadana de aprecio y admiración al ejército (movilizamos rápidamente 8.000 soldados) y un amor por el país. Esto último no es en absoluto incompatible con el orgullo de nuestras diferencias cantonales y regionales (diferentes idiomas, religiones, culturas, tradiciones, historias, cocinas, etc.) Cuando la nación nos necesita y nosotros la necesitamos, nos unimos detrás de una sola bandera, la que nos une, no la que nos divide.


1 comentario en “Me dice François Meylan (@francois_meylan), asesor financiero y empresario

  1. Merci Monsieur Meylan.
    Si la Suisse a su mettre de côté ses divergeances politiques pour le bien de son pays, ce ne fût pas le cas du Gouvernement actuel en Espagne, ni du Govern Catalan, en mettant en priorité les manifestations du 8M, plutôt que la santé des citoyens.
    Sans ajouter aussi le miting organisé par la Généralitat à Perpignan, en sachant qu’elle risquait de porter atteinte à la santé des citoyens français alors que vous les aviez avertis.
    Un grand bravo à nos amis suisses pour leur bonne gestion de cette crise covid-19, même si malheureusement elle fera beaucoup de morts encore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *