Me dice Pedro Aparicio, Ingeniero de Caminos


Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.esYouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

¿VACUNARNOS?, RIESGOS Y BENEFICIOS

El 15 de abril, me vacunaron con la Pfizer en el Gregorio Marañón tras dos minutos de espera. En menos de 10 minutos ya estaba listo y comenzaba mi descanso de otros 15 para ver si había reacción anafiláctica. Fui andando y volví a casa de idéntica manera. En total una hora. Pensé que me pondrían la Janssen, monodosis, por el anuncio, a bombo y platillo, del sábado pasado de la ministra Darias desde Canarias donde estaba visitando un hospital como sospechosa excusa para pasar el finde, ella es canaria. Naturalmente Sanchez es gafe y a las 24 horas se suspendió su distribución por algo similar a Astrazéneca.

Utilicé argumentos similares a los que ayer viernes encontré del científico Pedro Cavadas; que decía el pasado octubre en una entrevista, que no creía que tuviésemos una vacuna en menos de dos años, pués es metafísicamente posible que haya una vacuna testada, pero bien testada, en años». Así pues «Si queremos algo rápido hay que aceptar que no va a ser tan seguro y que aparecerán efectos adversos. Por lo tanto, no habrá que alarmarse tanto y aceptar que al que le toque le ha tocado». El doctor Pedro Cavadas acertó con su pronóstico sobre los riesgos de la rápida propagación del coronavirus y de la posibilidad que la pandemia «diezmara la población mundial» cuando todavía no se habían notificado contagios fuera de China y también dio en la diana con al augurio, «muy a su pesar», de los posibles efectos secundarios de unas las vacunas del Covid-19 testadas y producidas en tiempo récord. Pedro Cavadas ya ha sido inoculado ante el coronavirus aunque, según sus propias palabras, más que por «convicción o por convencimiento» lo ha hecho por responsabilidad: «Hay que ponérsela»

Efectivamente tenemos que comparar el riesgo de contagiarse el Covid, que en España alcanza a 1 de cada 15 españoles, en un año; partiendo de los datos del ministerio que cifra en 3 millones los contagiados confirmados por PCR y de una población de 45 millones. Igualmente el riesgo de fallecer por el Covid oscila entre 1 caso por cada 450, si damos por buena la cifra de 100.000 muertos, en 2020, que maneja el INE o de 1 caso entre 600 si tomamos la cifra de 75.000 que maneja el gobierno. Para no liarnos demasiado tomaremos 1 cada 500. ¡Ojo!, cada día que pasa, aumenta el riesgo pues aumentan los fallecidos, como es fácil de observar en las cifras anteriores, en que pasamos de 1 cada 600 a 1 cada 450.

Los fallecidos a consecuencia de la vacunación, en Reino Unido está en torno a los 225 casos para 32 millones de dosis, con la importante particularidad de que en los 5 millones que han recibido la segunda dosis, no se ha registrado ningún caso de muerte asociada; lo cual es positivo para los españoles que están a la espera de si recibirán la segunda dosis. En la primera dosis tenemos 1 fallecido cada 140.000 o lo que es lo mismo, 0.000703%. En España para las 2 millones de vacunas los fallecidos asociados a ella no alcanzan los 14 y por tanto estamos en las cifras inglesas.

Por tanto si se inyectaran las dos dosis a toda la población española, estaríamos hablando de 90 millones y a 140.000 por fallecido, alcanzaríamos la cifra de 643 fallecidos; ó 322 si tenemos la suerte de que las segundas dosis no llevan consigo decesos. En cualquier caso unas cifras que se alcanzan en menos de una semana con la pandemia actual. La conclusión parece clara pero, como decía Cavadas, habrá que aceptar que a quien le toque, le ha tocado. Mientras las autoridades políticas no lo asuman y se aclaren, seguirán muriendo más de 100 españoles, cada día que nos retrasemos en alcanzar la inmunidad de rebaño. Por cierto las prisas son malas consejeras y lo de inyectar la 2ª dosis de otra vacuna está sin comprobar y la mayoría de los científicos no lo aconsejan.

Pedro Aparicio, ingeniero de Caminos, autor del blog: http://elcriticonhistorico.blogspot.com/


4 comentarios en “Me dice Pedro Aparicio, Ingeniero de Caminos

  1. Por favor, por muy ingeniero de caminos que sea Vd., y por muy buen médico que sea el Dr. Pedro Cavadas hagan el favor de informarse de las cifras exactas de los afectados por este experimento genético y escuchen a biólogos que saben muchísimo más que vds. Eso de «a quién le toque» es de un egoísmo e ignorancia tremendas cuando es totalmente innecesario el pincharse algo en fase totalmente experimental. Le recomiendo la página web: «Biólogos por la Verdad» o busque a Máximo Sandin en Internet. Así se informará de una manera mucho más realista y con datos científicos, no con todo ese discurso vacío de los medios de comunicación que apelan a un absurdo sentimentalismo emocional y mienten constantemente. Un saludo.

  2. Totalmente de acuerdo con el comentario de Carmen MM. Es muy triste leer estas cosas a estas alturas de gente que se supone que sabe informarse… aunque ya vemos que no. Igual de tragaruedasdemolino que el resto. Triste. Muy triste.

  3. increíble lo nublada que se puede tener la razón para soltar estas barbaridades.
    ¿no le da a usted la cabeza para darse cuenta que la mortalidad de la enfermedad «covid 19» no supera el 1% como máximo ?
    ¿a cuenta de qué va a tener nadie que sufrir ningún efecto secundario, no digamos ya la muerte ?
    usted está loco ; loco de atar.

  4. Me parecen muy sensatos los razonamientos de este caballero. Si bien precisar algunos datos, que puede que ahora, yo no recuerde bien. En un primer cribado que se hizo en la Comunidad de Madrid (Torrejón de Ardoz), cuando hubo tests, el porcentaje de positivos llegó al 20%. Si extrapolamos, en aquella primera/segunda ola, el número de contagiados en España llegaría a unos 9.000.000 de contagiados. Oficialmente no hemos llegado; pero no hay que perder la esperanza. Las vacunas, como dicen algunos expertos, no son tales «vacunas». No se han ensayado suficientemente. Pero, tanto sanitariamente como políticamente, estamos obligados a aceptarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *